Miércoles, 16 Agosto 2017 00:00

¡Ojalá que las encontremos!

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El domingo se llevan a cabo las elecciones en todo el país, para elegir, en su gran mayoría, aquellos precandidatos que desean obtener cargos legislativos. De acuerdo a los resultados del domingo 13 de agosto, los que queden en pie serán los que participarán de las elecciones de octubre, las cuales  serán definitivas para saber quiénes serán los políticos que ocuparán bancas nacionales y locales. En nuestra provincia tenemos la particularidad de que también se eligen a los presidente comunales y, en nuestra zona, a los intendentes de Puerto Gral. San Martín, Fray Luis Beltrán y Roldán. 

Más allá de las consideraciones populares acerca del hartazgo de la política y, en mayor grado, por esta larga campaña, los ciudadanos tenemos que entender que la democracia es el mejor camino que tenemos para transitar hacia un futuro de bienestar, aunque ese bienestar tarde en llegar o nunca llegue. Pero por lo menos es la tendencia, intentar alcanzar algo mejor siempre, en todo momento, con las más leves tentativas, porque ese es el mejor ejercicio de ciudadanía.

Los problemas que nos aquejan no son derivados de una guerra o de una catástrofe, son problemas generados por nosotros mismos. Cristalizamos en la dirigencia política todos nuestros fracasos y los acusamos de la corrupción, la desidia y otros males que permanentemente se renuevan y ahondan. En parte son responsables, porque tienen la posibilidad de realizar cambios de arriba hacia abajo, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de los integrantes de la sociedad son iguales, la diferencia es que no están expuestos, salvo cuando los alcanza el brazo de la ley. Entonces, es una contradicción pretender que los dirigentes sean diferentes, porque ellos surgen de las decisiones que, como pueblo, hacemos cada vez que hay una elección.

Dicen por ahí que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. En realidad tienen los gobiernos que eligen.

El cambio que se pretende debe ser acompañado con un cambio en cada uno de nosotros, de lo contrario el estado de cosas seguirá como siempre. La realidad es un espejo de esas conductas sociales que perturban a la convivencia, que molestan, que agrietan, usando una palabra de moda, pero que no ayudan a entender lo que puede estar ocurriendo en el fondo de todas estas realidades cotidianas.

Por eso, cada vez que hay elecciones debemos intentar votar a conciencia, escuchando, observando las actitudes y el pasado de cada uno de los dirigentes que se postulan. De este modo, si logramos elegir buenas personas (¡ojalá que las encontremos!), muchos de nuestros problemas comenzarán a resolverse.

 

Visto 239 veces
César Ríos

Director editor Diario Síntesis.

Más en esta categoría: « Ladrones Prostitución »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.