Domingo, 04 Junio 2017 00:00

Reforma tributaria

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El año que viene el gobierno presentará el proyecto de Reforma Tributaria que se debatirá en el Congreso de la Nación y en esta semana se conoció un informe del ministerio de Hacienda, ante la Comisión Bicameral que ya está trabajando en el tema, en el que se conocieron datos preocupantes respecto a las cargas fiscales que sufren los contribuyentes.

De acuerdo a este informe oficial, la carga fiscal se eleva a un 40 % respecto al resto de América Latina y el Caribe, que se halla en un 22,8%. Y este porcentaje de Argentina es comparable a una carga de impuestos similar a países desarrollados de Europa, pero con la odiosa conclusión de que no se reciben los mismos servicios, sino tan solo la desgraciada atención de los países del tercer mundo. 

Respecto del IVA, que en nuestro país asciende al 21%, el promedio de la región de Latinoamérica está en el 13% y a nivel internacional llega al 15,7%. 

También se hizo referencia a las cargas patronales, que incluye las obras sociales, entre un  23% y 27%. Por supuesto, en América Latina ese porcentaje lo encontramos en un 13,3%, es decir, la mitad que en Argentina. Una vergüenza, teniendo en cuenta que el nivel mundial es de 17,4%.

Estos datos demuestran la terrible presión fiscal que se ejerce sobre aquellos que juegan el papel de contribuyentes (por no decir de tontos), ya que las timbas financieras, el lavado de activos y todas las artimañas y avivadas criollas, señalan la impunidad de transitar por esos caminos. De ese modo se hace difícil trabajar, proyectar empresas, crecer en una país en el que se prioriza “la joda” y se obstaculiza a aquellos que cumplen con las leyes y que creen que la cultura del esfuerzo es la mejor herencia de nuestros antepasados.

En innumerables oportunidades he destacado en las notas editoriales la triste situación de siempre, al pagar muchos y altos impuestos y seguir con rutas desastrosas, con falta de estructura en salud y educación, por nombrar solo algunos ejemplos más importantes.

Es un deseo, más que una realidad, que las autoridades puedan vislumbrar una solución en la tan ansiada reforma tributaria y que no termine siendo otra maniobra para seguir vaciando los bolsillos, con impuestos inexplicables, porque nunca vemos llegar el progreso y seguimos pagando más caro las cosas que en el resto del mundo.

 

Visto 161 veces
César Ríos

Director editor Diario Síntesis.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.