Lunes, 15 Mayo 2017 00:00

Grandes edificios, grandes problemas

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

En la ciudad de San Lorenzo se vienen desarrollando emprendimientos edilicios desde hace mucho tiempo y las diferentes ordenanzas aprobadas en los últimos tiempos han sido laxas, respecto a las restricciones que deberían hacerse debido al impacto ambiental que generan. Y no solamente sobre las cuestiones acústicas y del entorno donde se construye, sino también porque la ciudad no estaria preparada para soportar un desborde de construcción de grandes edificios que crecen como hongos en cualquier parte.

La infraestructura básica de los servicios de agua, gas, luz y cloacas, puede verse colapsada por tan tremendo crecimiento. Es de imaginar que en una cuadra donde habitan 20 ó 30 personas, el número se elevará a cien. También hay que tener en cuenta los contenedores de residuos que pueden resultar insuficientes y la gran cantidad de vehículos que ingresan a un edificio, con el interminable problema que ya existe con el tránsito vehicular en la ciudad.

Es de imaginarse que en los edificios que se están construyendo se tendrán en cuenta las cuestiones de seguridad, porque en lo que respecta a siniestros la experiencia ha sido pésima, al quedar en evidencia la falta de elementos de los bomberos para asistir en casos de alturas, como ocurrió hace algunos años con la muerte de una persona en el edificio de calle Tucumán, que tiene pocos pisos de altura.

Ha ocurrido con el caso de los barrios privados, donde se hizo muy difícil a los propietarios lograr tener las escrituras porque el emprendimiento no contaba con la aprobación de medio ambiente de la provincia.

Pero en el caso de los edificios en torre es diferente, el planteamiento se centra en la posibilidad del colapso de algunos servicios, porque la infraestructura no está diseñada para este crecimiento desmedido. Solamente la voracidad de algunos operadores de estas obras conlleva el peligro de que todos los ciudadanos suframos las consecuencias el día de mañana, por no haber contemplado estas cuestiones, que no forman parte de sus inversiones, pero que atañen al conjunto de la sociedad que vivirá una merma en los servicios básicos. 

Está en las autoridades velar para que estas situaciones se analicen y, llegado el caso, actuar con legislaciones más coherentes a la hora de aprobar emprendimientos que es negocio de unos pocos en detrimento del bien general de la población.

 

Visto 386 veces
César Ríos

Director editor Diario Síntesis.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.