Jubilados bermudences tomaron la delantera y se reunieron con autoridades de Pami Rosario

Un grupo de referentes de los jubilados y pensionados bermudences se reunió el pasado martes en la sede de Pami Rosario con las autoridades que se hicieron cargo de la UGLIX luego  de la intervención y destitución de Milva Sánchez.

 

Los presidentes de los centros de jubilados de barrio Centro y Villa El Prado, junto a dos miembros de la Mesa Coordinadora de Jubilados de Capitán Bermúdez, se reunieron con Diego Villalvilla, quien por breves días está a cargo de la dependencia de Pami Rosario, hasta que en la próxima semana llegue el interventor definitivo, desde Buenos Aires, nombrado por el gobierno nacional.

Fue el propio Villalvilla quien ante la consulta de los jubilados, les aseguró que la anterior interventora, Milva Sánchez, no volverá a su cargo, luego de ser destituída e intervenida la sede por irregularidades encontradas en una auditoría.

Ante el pedido de los presentes de que los servicios médicos del segundo nivel ambulatorio se hagan en Capitán Bermúdez, desde Pami expresaron que hablarán con sanatorios y clínicas de esa ciudad para intentar retomar esas atenciones, sin embargo, la duda de los jubilados está respecto a que los sanatorios les aseguran que Pami no les está pagando desde hace tiempo.

Todos los reclamos que se hicieron cuando los jubilados se manifestaron en las calles de la ciudad días atrás, fueron llevados nuevamente a quien por estos días está a cargo de la delegación rosarina.

Además, pidieron una plataforma de ambulancia con sede en Bermúdez y  también, poder atenderse en el sanatorio “21 de Diciembre” de San Lorenzo.

En ese sentido, desde Pami les aseguraron que seguirán trabajando con atención por cápita y ya no con las OP (Orden Prestacional) con las que se hacía antes y cualquier persona podía ir a atenderse a donde lo deseara, si tenía esa orden médica.

“Queremos que todo lo ambulatorio como análisis, especialistas, ecografías, radiografías, todo, se pueda hacer en Bermúdez, porque hay jubilados que no pueden viajar en colectivo y mucho menos pagar un taxi hasta Rosario”, dijeron desde la mesa coordinadora de jubilados.

Los referentes de los bermudences de la tercera edad esperan poder volver a reunirse la  semana próxima con quien sea designado interventor.

 

Los reclamos

Entre los pedidos redactados en el documento figuran: “atención domiciliaria para enfermos que no pueden deambular; continuar con los servicios que brindaba PAMI hasta el 31 de mayo pasado cuando se terminaron las cápitas; libre elección de médicos de parte del afiliado; optar por el sanatorio donde se quiere ser capitado; libre elección de donde ser atendido por especialistas del segundo nivel ambulatorio; servicio de enfermería; internación domiciliaria; guardia médica permanente para derivaciones y traslados puntuales; que se otorguen turnos por teléfono para no tener que viajar a Rosario a sacarlos; desdoblamiento de cápitas de oftalmología para tener menos demoras; provisión de prótesis y materiales de ortopedia en tiempo y forma; reestablecer el prestador de especialistas en segundo nivel en la ciudad; poder realizar todas las prácticas médicas en la ciudad y un hogar de ancianos local”.