“Somos las únicas abuelas en el mundo”

La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, participó de una charla en Rosario donde contó detalles de los comienzos de su activismo por la verdad y la justicia.

 

 “Había planes para que funcionaran en Argentina, de manera sistemática, los centros clandestinos de detención”, aclaró la activista en su visita al auditorio de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. “A las embarazadas las dejaban, no por humanidad ni respeto al bebé, si no para sacarle el bebé y matarlas después. No se conoce en el mundo semejante crueldad. Ni en toda Latinoamérica, en ningún país se secuestró bebés”.

En un encuentro organizado por el Movimiento Evita Universitario, junto con la colaboración de los directivos de la facultad, Estela de Carlotto dijo que el ejemplo de las Abuelas es reconocido en todo el mundo, por ser el único caso donde desaparecieron bebés, aclarando que “ni en una guerra convencional se supieron tales atrocidades”

Habló de su activa militancia cuando era directora de un colegio de La Plata, de donde es nativa. “Mi nieto veía muertes en la calle a la luz del día, llevaban gente detenida. Mis hijas eran universitarias, lloraban porque sus compañeros no volvían”, comentó. La desaparición y muerte de su hija de 23 años, fue el motor de su búsqueda: “Su muerte no fue en vano”, dijo, “estamos acá, mirándonos y conociéndonos aprendiendo a llevar nuestra lucha, porque todavía no encontramos centenares de nietos desaparecidos”.

También tuvo lugar un reclamo hacia los jueces de la nación, “nos hacen falta jueces, que juzguen a militares para que no mueran indultados. Ellos mataron a 30000 personas, practicaron las más aberrantes torturas, tuvieron la posibilidad de confesar y ayudarnos a encontrar respuestas. Las madres quieren encontrar los restos de sus hijos. Ellos lo saben y no confiesan. Y no se arrepienten porque dijeron que lo volverían a hacer”, explicó Carlotto.

“Las abuelas siempre tenemos un mantel y copas para festejar. Cuando encontramos a mi nieto Argentina festejó. Y también el mundo. Que nos ayudaba cuando sufríamos la dictadura, y que cuando en democracia llegaron las leyes de impunidad y convivíamos con los asesinos en la calle, también se hicieron presentes. Cuando vino el presidente de Francia Hollande, hizo que mi nieto y yo fuéramos a tirar con él flores al río. El presidente de Italia nos dijo que la lucha de las abuelas es un ejemplo. Esa es la voz que necesitamos”, comentó Carlotto, que a la hora de hablar del presidente Mauricio Macri y sus primeros encuentros con él, dijo que fueron “de manera fría, de una formalidad y listo”. “Él habla a través de sus voceros, y nosotras queremos tener diálogo con el gobierno. Todos nos recibieron con respeto, nos escucharon”. 

Criticó a los miembros de su gabinete que llamaron “estafadoras” a las Abuelas acusando que “inventaron un número de desaparecidos para recibir subsidios”, y se molestó el día que “Macri, en campaña, dijo que éramos un curro”. Aclaró, también, que “ningún gobierno nos recibió tan bien como el de Néstor y Cristina”. 

Carlotto se mostró molesta con la actualidad del país: “Hay chicos que no comen, que no toman leche”, “todos los días nos enteramos de cosas peores, nos hacen defendernos en vez de dejarnos buscar a nuestros nietos”, y “yo le diría a los parlamentarios que por un mes o dos meses vivan con 6000 o 9000 pesos, como quieren hacer con los maestros, mis colegas”, fueron las frases que más resonaron en la tarde noche del viernes. Para cerrar, llamó a los jóvenes a no dejar de “hacer militancia”, ya que “los jóvenes son el futuro que va a sacar al país adelante”.

 

 Santiago Ríos